Por: Helena Gaviria, MD. FAAP.
Integrative Nutrition Health Coach

1. Empiece mirando el tamaño de la porción y cuantas porciones hay en el paquete.
Es muy importante recordar que la cantidad de calorías macronutrientes (carbohidratos, grasas y proteína) son por porción. Al saber esto usted puede comparar la porción sugerida con la que usted generalmente consume.
2. Lea la cantidad de calorías por porción.
3. Prefiera alimentos bajos en grasas saturadas y grasas Trans, bajos en azúcar (<5 gramos por porción) y altos en fibra (20% del valor diario o más es alto en fibra).
4. Vitaminas y minerales: calcio, potasio, hierro y Vitamina D. Estos son en los que se ha encontrado mayor deficiencia en la población de Estados Unidos.
5. Ingredientes: aparecen en orden de mayor a menos peso. Los que están en mayor cantidad aparecerán primero.
Finalmente aquí unos términos usados en las tablas nutricionales que son importantes de saber:
⦁ Bajo en calorías: 40 calorías o < por porción.
⦁ Bajo en colesterol: 20 miligramos o menos de colesterol y menos de 2 gr de grasa saturadas.
⦁ Reducido: al mínimo 25% menos del nutriente o calorías que en el producto original.
⦁ Fuente importante de: provee al menos 20% o más del valor diario de un nutriente específico por porción.
⦁ Sin calorías: <5 calorías por porción.
⦁ Libre de grasa/libre de azúcar: <1/2 gramo de grasa o azúcar por porción.
⦁ Bajo en sodio: 140 mg o < por porción.
⦁ Alto en: provee 20% o más del Valor Diario de un nutriente específico por porción.
Es importante recordar que una alimentación saludable está basada en productos naturales y lo menos posible en productos enlatados o en cajas.